0%

Blog del Banco Finandina

Conoce los beneficios del leasing de vehículos

¿Qué es el Leasing de vehículos?


El leasing de vehículos es una opción que vale la pena evaluar frente al crédito tradicional. Muchas personas piensan que es solo para compañías, pero también puede ser utilizada por personas naturales.

Se trata de un contrato de arrendamiento con opción de compra entre una entidad financiera y un locatario. De manera que este último puede hacer uso del vehículo durante un plazo establecido. Lo único que debe hacer es pagar un canon de arrendamiento mensual.

Cuando termina el contrato, el cliente puede adquirir el activo por un porcentaje del valor de compra establecido desde el principio. A esto se le llama opción de adquisición. También puede cambiarlo por otro (iniciando el contrato nuevamente) o devolverlo.

Desde el punto de vista financiero, el leasing de vehículos no se diferencia en gran medida de un crédito convencional. Sin embargo, resulta una modalidad muy conveniente para personas con altos ingresos que, por motivos tributarios y/o de seguridad, necesitan que no figuren bienes en su patrimonio.

También es una buena opción para los que utilizan automóviles como parte fundamental de su actividad profesional y buscan otras alternativas para préstamos personales.



Características del leasing de vehículos


Las condiciones del contrato de leasing de vehículos pueden variar de una entidad a otra. No obstante, en líneas generales, todos se rigen por las siguientes características:


  • La entidad es la dueña del automóvil mientras dure el contrato, pero no será responsable de los daños que sufra o de su pérdida.

  • Se pueden exigir inspecciones sobre el bien durante el período del contrato.

  • Los intereses y las comisiones estarán incluidos en la cuota a pagar.

  • El locatario deberá correr con los gastos de mantenimiento del bien arrendado.

  • Las cuotas de arrendamiento suelen ser fijas, pero pueden establecerse cuotas variables con intereses.


Ventajas del leasing de vehículos


Esta modalidad de financiamiento ofrece una serie de beneficios para el locatario. Los siguientes son los más importantes:


  • Puedes financiar un porcentaje más alto del valor del automóvil. Este puede llegar incluso hasta el 100%, lo que te evitará el pago de una cuota inicial.

  • Hay flexibilidad en la estructuración de las operaciones porque los pagos se adaptan a las preferencias y el flujo de caja del cliente. Esto sucede porque el leasing de vehículos está basado en la valoración del activo y en la capacidad que tengas de generar flujos de caja para cumplir con tus obligaciones. Además, la cuota mensual puede disminuir si la opción de compra pactada al inicio del contrato es mayor.

  • Tienes acceso a modelos de carros nacionales o internacionales con bajos costos iniciales. Asimismo, es posible cambiarlos rápidamente por otros con mayor tecnología. Esto sin necesidad de hacer desembolsos de capital muy altos ni asumir gastos de importación.

  • Puedes obtener beneficios tributarios, pues mientras el vehículo no esté a tu nombre, el valor de los ingresos en el momento de declarar renta no aumentará. Así, mantendrás una mejor estabilidad económica.

Comparte este articulo

Déjanos tus comentarios