0%

Blog del Banco Finandina

Estrategias de innovación que mejorarán tu empresa

La innovación es una necesidad para las empresas porque sus resultados positivos se traducen en ventajas internas y externas. Es una capacidad que se puede desarrollar mediante procesos continuos, al igual que los procesos productivos o administrativos. Por ejemplo, una empresa puede ser más rentable y competitiva en la medida en que mejora sus procesos y se invierte en innovación empresarial y también en investigación y desarrollo.

 

 

Innovación en áreas estratégicas

 

La innovación es un motor que impacta positivamente en otras áreas de la organización, en la gestión de los altos mandos y en los resultados del resto del equipo de trabajo. 

 

Para aprovechar las ventajas de este impacto, es estratégico incluir procesos y tecnologías innovadoras en las siguientes áreas:

 

• Gestión inteligente de información y de la toma de decisiones

 

Incluir la innovación en la gestión empresarial permite el acceso a la información en tiempo real y su análisis desde diversos ángulos. Aplicando técnicas de Big Data e Inteligencia Artificial (IA), y aprovechando soluciones de cloud computing, la toma de decisiones es más eficiente. 

 

La gestión empresarial se hace más ágil, basada en información actualizada y de calidad. La digitalización y las soluciones integradas para gestión empresarial también son pilares para el uso eficiente y efectivo de la información.

 

• Productividad del talento humano y gestión del conocimiento


Incorporar innovación en las plataformas de comunicación potencia la colaboración y productividad de los equipos de trabajo. Las personas pueden enfocarse en los objetivos y metas, en lugar de perder tiempo en tareas operativas o rutinarias. 

 

El conocimiento que se produce en la empresa, al igual que su información, son activos de altísimo valor. Mediante soluciones innovadoras de gestión del conocimiento, la empresa puede registrarlo y resguardarlo.



• Producción y distribución


La innovación va de la mano con el desarrollo de procesos, tecnologías y equipos para mejorar la producción y distribución. Desde hace varios siglos, la innovación tecnológica ha tenido un papel importante en la automatización de procesos. 

 

Cada época ha tenido sus hitos, pero actualmente los avances en innovación marcan la diferencia entre destacar o desaparecer. Para las empresas y las marcas, no basta la tradición; se requiere evolución en los procesos para ser competitivo.

 


• Satisfacción y fidelización de clientes


Mejorar la calidad de los productos o dar a conocer nuevos servicios aporta beneficios obvios a la empresa, pero en una sociedad cada vez más digitalizada la satisfacción de los clientes no depende solo de la calidad. 

 

Las personas quieren recibir respuestas ajustadas a sus preferencias personales, y eso implica conocerlos. En este aspecto, la innovación es una gran aliada de las empresas ya que permite aplicar técnicas novedosas para conocer necesidades y expectativas. 

 

Estableciendo indicadores clave de rendimiento o KPIs, que pueden ser medidos utilizando tecnologías innovadoras, la empresa puede ajustar sus estrategias en el tiempo. El objetivo final es ofrecer a los clientes una experiencia memorable, superando sus expectativas y fidelizándolos, al ser mejor que la competencia.

 


Estrategias y soluciones tecnológicas innovadoras

La innovación va de la mano con la incorporación de procesos y servicios que mejoran las capacidades empresariales, pero no será suficiente con incluir más tecnología. Se requiere analizar los procesos actuales, los resultados obtenidos y repensar lo que no está funcionando. Después, incorporar estrategias, data actualizada y soluciones tecnológicas que le permitan a la empresa innovar, no solo ser más eficiente.



Estrategias para incorporar la innovación en las empresas


 

  • Crear las condiciones para incorporar una gestión innovadora y crear un entorno apto dentro de la empresa.

 

  • Alinear las estrategias innovadoras con la estrategia de negocio.

 

  • Definir el concepto interno de innovación para la empresa y establecer directrices claras y documentadas.

 

  • Identificar las áreas objetivo de innovación.

 

  • Definir indicadores estratégicos o KPIs para medir la rentabilidad empresarial.

 

  • Asignar la infraestructura y los recursos necesarios/ adecuados. 


Soluciones tecnológicas innovadoras


  • Big Data e IA para mejorar las estrategias de marketing.

 

  • Inteligencia de la información.

 

  • e-Learning 3.0 para mejorar las competencias del talento humano de la empresa.

 

  • Oficinas móviles y trabajo en entornos laborales distribuidos, conectados inteligentemente.

 

  • Cloud computing.

 

 

Innovación para mejorar resultados empresariales 

 

La innovación ha dejado de ser un aspecto reservado para ciertas industrias como la medicina, la biotecnología, las TIC, la aeronáutica o la industria automotriz, por ejemplo. En este momento es una necesidad en emprendimientos y en empresas de pequeña, mediana y gran escala.



El desarrollo de una cultura innovadora tiene el potencial de reflejarse no sólo en nuevos o mejores productos y servicios. La innovación se incluye en la gestión empresarial, mediante técnicas inteligentes de gerencia o mediante prácticas orientadas a la agilidad, la adaptabilidad, la transparencia y la comunicación.



Repetir los mismos procesos lleva a los mismos resultados. Por ello, es necesario replantear objetivos, escenarios y prácticas, repensando la empresa mediante la innovación y desde una visión más competitiva. 



Resumiendo, y volviendo a la pregunta ¿Cómo la innovación mejora la competitividad de su empresa? La innovación es una capacidad que la empresa puede integrar en sus procesos y estrategias de gestión para mejorar continuamente. 



Integrada en las dinámicas de la empresa, la innovación junto a la tecnología permite crear o rediseñar productos, servicios, contenidos, procesos o experiencias que superan las expectativas.



Es un motor para que la organización evolucione, sea competitiva en un mercado globalizado y sea adaptable. Las empresas innovadoras son flexibles ante los cambios en su entorno. 



La innovación se convierte en un activo para la empresa, le permite actuar con visión de futuro y mantenerse competitiva

Comparte este articulo

Déjanos tus comentarios