0%

Blog del Banco Finandina

Acciones correctivas y preventivas: Cómo mitigar los riesgos

Las organizaciones requieren que sus procesos productivos sean eficientes y responsables. En este sentido, las acciones correctivas y preventivas constituyen parte del epicentro de sus prácticas de gestión.

Se trata de dos herramientas que la norma ISO 9001: 2015 incorpora para garantizar la mejora continua del desempeño y del sistema de gestión de la calidad. Además, estas acciones también permiten contar con indicadores de gestión confiables.



¿Cuáles son las diferencias entre las acciones correctivas y preventivas en una empresa?


La diferencia que existe entre las acciones correctivas y preventivas reside principalmente en el objetivo de cada una. El consultor Nacho Gómez (2013) señala que una acción correctiva “se emprende para eliminar la causa de una no conformidad que ya haya existido”. Puntualmente, se trata de corregir un problema real, ya detectado e identificado.

Por su parte, la acción preventiva para Gómez está encaminada a reducir los riesgos de no conformidades. También pretende aprovechar las oportunidades para mejorar los resultados de la organización. Con este accionar proactivo se aspira corregir un problema potencial o futuro. Aunque no haya ocurrido, podría ocurrir si no se actúa previamente.



¿Cuándo implementar las acciones correctivas y preventivas en una organización?


Las acciones correctivas y preventivas se pueden iniciar en cualquier momento. La planeación estratégica será una gran aliada a la hora de implantarlas. Esto es porque constituye el núcleo de los mecanismos de mejora continua en una organización.

Es importante tener en cuenta que este proceso debe contar con un permanente seguimiento para la gestión de las no conformidades reales o potenciales.

Por eso el Balanced Scorecard es una herramienta valiosa en este proceso. Se trata de un sistema holístico para gestionar la estrategia. El Balanced Scorecard Institute (s.f.) señala que la clave de usar este marco disciplinado es que brinda a las organizaciones una forma de "conectar los puntos". Es decir, “los diversos componentes de la planificación y gestión estratégica”.

Esto significa que habrá una conexión visible entre los proyectos y programas. Además, se visualizará su incidencia en las acciones correctivas y preventivas junto a los responsables de estos.



¿Qué tipo de problemas se pueden anticipar con las acciones preventivas?


Una cultura preventiva ayudará a la resolución de las problemáticas en torno a la siniestralidad laboral, los factores de riesgo psicosociales, la rotación de empleados y el absentismo. Asimismo, a actuar proactivamente en el correcto funcionamiento de equipos y maquinaria, y en el uso de materiales e implementos de trabajo.

Baruch Herrera (2015), consultor en Pink Elephant, asegura que en una correcta gestión de riesgos “debemos evitar los supuestos y ser disciplinados a la forma de enfocarnos en esta tarea”.



El benchmarking: un aliado en las acciones correctivas y preventivas


¿Qué es benchmarking? Es una herramienta que consiste en hacer una comparación entre el negocio y la competencia (tanto directa como indirecta). También con los comercios líderes en otras industrias u otros mercados.

El objetivo principal del benchmarking es descubrir y analizar cuáles son las estrategias ganadoras para aplicarlas en una organización. Esto ayudará a potenciar las acciones correctivas y preventivas de una empresa.



¿Qué se debe hacer cuando ya existe un problema en la empresa?


Es necesario tener claro qué es un riesgo, cómo identificarlo y establecer si tiene probabilidad de suceder. Esta medida ayudará a la hora de enfrentar una no conformidad y a entender las etapas para la ejecución, documentación y cierre de las acciones correctivas y preventivas.

De igual manera, permitirá dar apertura a la acción; análisis de causas, planificación de actividades, resultados de acciones y verificación de eficacia.

Ahora que ya sabes cuáles son las ventajas de este tipo de acciones, ¿qué esperas para implementarlas en tu organización?

Comparte este articulo

Déjanos tus comentarios