0%

Tipos de tasa de interés: diferencias, pros y contras

Cuando adquirimos un crédito, no importa cuál sea su propósito, debemos pagar una tasa de interés. Esta tasa es la ganancia de la entidad o persona que realiza el préstamo. En la actualidad existen distintos tipos de tasa de interés, de acuerdo con el tipo de producto que solicitemos o con las necesidades del mercado.



Qué es la tasa de interés


Esta tasa sirve como indicador, expresado a manera de porcentaje, y es utilizada para estimar cuánto costará un crédito, al igual que la rentabilidad ofrecida por un ahorro o inversión.

Es decir, los tipos de tasa de interés dan cuenta del precio del dinero, o sea del monto adicional que se paga por alguna suma de dinero que se solicita en un determinado momento.

El valor de la tasa corresponde a un porcentaje. Cuanto más tiempo se demore en pagarse una deuda, más altos serán sus intereses.



Tipos de tasa de interés


Aquí podrás encontrar los diferentes tipos de tasa de interés que existen:



  • Tasa de interés nominal


    Son las tasas que se capitalizan una vez al año o más.



  • Tasa de interés efectiva


    Es la que expresa de manera anual el interés nominal y depende de la periodicidad de pago. Acá se puede encontrar la reinversión o la capitalización de intereses, por ejemplo si se tiene un CDT.



  • Tasa de interés real


    Es aquella que nos permite saber cuál es el interés real que se ganará por las inversiones. La inflación aminora la capacidad de compra, lo que hace que el dinero pierda su valor.



  • Tasa de interés variable


    Este tipo de tasa se puede actualizar normalmente de manera mensual. También se hace trimestralmente en algunos casos.

    Por lo general, esta tasa está asociada a una tasa de referencia. Dicha tasa se puede referir al DTF más un porcentaje diferencial. También podría estar ligada al IPC más un diferencial.



  • Tasa de interés fija


    Esta tasa no se cambia en ningún momento del préstamo. En estos casos la tasa acordada se aplicará mientras esté vigente el crédito o ahorro.



Ventas y desventajas


Cada uno de los tipos de tasa de interés tiene sus ventajas y desventajas. Todo depende del uso que vayamos a darle al dinero. Por ejemplo, si se trata de un préstamo para invertir en carros, en finca raíz o en acciones. O, por el contrario, si deseamos tener un CDT o que el dinero no pierda valor. También sirve si queremos invertir para recuperar lo pagado en el Impuesto al Valor Agregado.

Así que si tenemos una deuda a corto plazo, es más común utilizar una tasa de interés variable. Si el monto es pequeño, también es recomendable usar esta opción, pues puede ser que baje la tasa y así se pagará menos.

Por el contrario, si utilizamos un crédito a un plazo mayor, como un crédito de vehículo o hipotecario, es preferible una tasa de interés fija, que esté blindada frente a los cambios del mercado.

En caso de un ahorro programado, lo mejor es conocer la tasa de interés real que vamos a obtener.

Comparte este articulo

Déjanos tus comentarios