0%

Los 7 principios de los sistemas de gestión de calidad

Los sistemas de gestión de calidad son un conjunto de acciones determinadas con el fin de conseguir un proceso productivo que genere mejores resultados. Los sistemas de gestión de calidad ayudan a las empresas a planear, ejecutar y controlar sus procesos internos para desarrollar productos o servicios de alta calidad.


Cómo se miden los sistemas de gestión de calidad



Los sistemas de gestión de calidad se miden por indicadores de satisfacción que contestan los mismos usuarios que utilizan sus servicios o productos. Uno de ellos son los fundamentos para la Gestión de Calidad de la norma ISO 9001:2015. Estos fundamentos establecen cómo se implementan los sistemas de gestión de calidad en las organizaciones.




Principios de los sistemas de gestión de calidad


  • 1. Enfoque en el cliente


    Consiste en analizar los requisitos de los clientes y definir sobre la base de ello los procesos que aseguren satisfacer los estándares del consumidor final. Se recomienda que los sistemas de gestión de calidad se encuentren en brindar cada vez mejores soluciones a los clientes.


  • 2. Liderazgo


    Existe una diferencia entre un jefe y un líder. El primero tiene la autoridad, el segundo cuenta con el respeto. Un líder debe dirigir y saber guiar al equipo para alcanzar los objetivos y las metas trazadas. Pero además, el trabajo se debe realizar en conjunto. El líder debe involucrarse en las operaciones.


  • 3. Compromiso de las personas


    Los colaboradores manifiestan compromiso cuando trabajan en equipo y ayudan a sus compañeros. Además, se implican más en una empresa cuando cuentan con una comunicación abierta con sus superiores; estos además deben reconocer el trabajo bien hecho de los empleados. Por último, la empresa les provee capacitación constante para mejorar sus habilidades profesionales.


  • 4. Enfoque en los procesos


    Las actividades deben estar organizadas y planificadas de manera secuencial. La empresa debe contar con un manual de procesos para que cada operación pueda ser supervisada y controlada sobre la base de un respaldo.


  • 5. Mejora continua


    De forma progresiva, las empresas deben buscar la manera de mejorar sus procesos y sus resultados. Para medir el progreso pueden utilizar indicadores de gestión, encuestas de satisfacción al cliente y autoevaluaciones. De esta manera pueden medir los sistemas de gestión de calidad.


  • 6. Toma de decisiones basadas en las pruebas


    Es importante que las decisiones sean tomadas de manera objetiva, basándose siempre en hechos y pruebas. Se deben realizar análisis y recoger información de todos los procesos para determinar qué problemas se pueden encontrar o las áreas en las que se puede mejorar, y buscar soluciones lógicas.


  • 7. Gestión de las relaciones


    Se deben mantener buenas relaciones con todas las partes implicadas, ya sean los clientes, los proveedores o los colaboradores de la empresa. Es fundamental establecer buenas prácticas que propicien la solidificación de los vínculos estratégicos de la compañía. Para conseguirlo se debe manifestar un trato cordial y respetar todos los compromisos que adquiera la empresa para mantener la confianza que las personas y las organizaciones depositan en ella.


Comparte este articulo

Déjanos tus comentarios