0%

¿Cuándo externalizar un proceso de reclutamiento de personal?

La globalización de los mercados y los avances tecnológicos han transformado en forma radical el mercado laboral. Las innovaciones tecnológicas han puesto a disposición de las empresas herramientas para aumentar la productividad y así poder competir en un mundo más dinámico. En este contexto, uno de los principales desafíos de los líderes de recursos humanos es lograr un proceso de reclutamiento de personal eficiente.

Sin embargo, algunos estudios señalan que el 95 % de las empresas han tenido problemas en la contratación. De acuerdo con una encuesta de la firma Harris Poll aplicada a 225 directores de recursos humanos: el 48 % de los encuestados afirmaron que tenían problemas para encontrar candidatos calificados. ¿Qué ha hecho más difícil el proceso de selección de personal?

La era digital, ha transformado las expectativas de los buscadores de empleo y el acelerado ritmo de las innovaciones tecnológicas demandan la incorporación de nuevas habilidades: está situación ha creado un desbalance en el mercado laboral.



¿Cuándo es necesario contratar servicios externos de reclutamiento y cuando no?


A continuación conozca 3 claves para decidir sobre la externalización del reclutamiento de personal.


  • 1. ¿Cuál es el costo de un proceso de reclutamiento de personal ineficiente?


    Cuando el proceso de selección de personal es deficiente se afecta la productividad y aumenta la rotación de personal. Los trabajadores contratados pueden no tener las habilidades que requiere la empresa: en otros casos, no se adaptan a la cultura organizacional y se van. Según la consultora Deloitte que analiza el costo de la selección: el costo directo de reponer al personal puede triplicar el sueldo mensual de la contratación; mientras que la productividad puede tardar hasta 60 en promedio para recuperarse.


  • 2. ¿Cuándo es conveniente externalizar el proceso de reclutamiento de personal?


    Cuando el proceso de reclutamiento es ineficiente la empresa no logra atraer a los mejores candidatos para cubrir una vacante. Esto puede ocurrir entre otras razones porque están tan involucrados en todo el proceso desde la descripción de los puestos hasta la contratación, que se olvidan de conseguir el mejor talento.

    En estos casos, contratar un caza talento o headhunter, consultar con una agencia de empleo puede resultar una opción conveniente. También es común que algunas empresas decidan optimizar sus operaciones y tercerizar la gestión del talento humano. Cuando se trata de trabajadores poco especializados o de larga permanencia por lo general es más efectivo hacerlo por los métodos tradicionales.


  • 3. Ventajas y desventajas al externalizar el proceso de reclutamiento de personal


    La externalización puede reducir los costos y el tiempo del reclutamiento de personal. Cuando se subcontrata el reclutamiento los costos de publicación, investigación de antecedentes, sistemas de reclutamiento se consolidan en uno sólo; por lo general es menor el costo. Por otra parte, la empresa puede enfocarse en las actividades centrales de sus procesos de negocios.

    Algunos críticos señalan que al externalizar algunas actividades de recursos humanos se puede perder el control. Otros, indican que los trabajadores pueden sentir que la empresa se desvincula de ellos. Pese a ello, la externalización es considerada como una buena opción sobre todo para las pequeñas y medianas empresas.

¿Tú qué opinas?

Comparte este articulo

Déjanos tus comentarios