0%

Blog del Banco Finandina

Innovación empresarial, sus factores y metodologías

Actualmente en el mercado existen muchos productos, servicios o marcas dirigidos al mismo grupo objetivo, por lo que deben implantar sistemas de innovación empresarial, convirtiéndose en un reto por enfrentar de parte de las organizaciones. Este artículo profundiza sobre esta temática.

 

¿Qué es una innovación empresarial?

 

Innovación empresarial es el proceso de realizar algo nuevo/bien hecho. Se emplea como un punto de vista de un atributo de mejora en una estrategia que ya se está implementando.

 

Este punto de mejora es un factor positivo en el que la innovación ofrece ventajas, como la expansión hacia nuevos mercados y que el producto se posicione como único, volviéndose más atractivo para los clientes. 

 

Además, este proceso de innovación dará mayor notoriedad a la marca, escalando posiciones dentro de la industria y destacando estos productos como los primeros, por lo que aumentarían sus ventas. 

 

Entre los efectos positivos que trae consigo la innovación si se implementa correctamente en las empresas, están:

 

  • Se logran identificar oportunidades de negocio favorables para la empresa; esto evita que un negocio, cualquiera que sea, se estanque y no avance en el mercado.

 

  • Se trazan y desarrollan objetivos empresariales medibles y cuantificables en pro de una mejora del proceso.

 

 

  • Se crean nuevos prototipos que son rentables a largo plazo. Usualmente se destacan en sectores de producción y manufactura.

 

  • Se generan, además, tipologías de innovación diferentes capaces de derivar en nuevas alianzas empresariales con otros negocios de interés para la empresa.

 

 

Sin embargo, en la innovación empresarial también existen factores negativos que afectan el producto o la marca, como:

 

  • El producto no es aceptado por el mercado. 
  • Pérdida económica.
  • Pérdida de antiguos clientes.
  • Falta de recursos.

 

Por ello, en el proceso de innovación es necesario que el cambio resulte positivo. Por lo que debe existir una propuesta de valor eficaz. Si este aspecto está ausente, se trataría simplemente de un cambio más.

 

 

Lean Startup, una metodología que se debe implementar

 

La metodología Lean Startup se emplea para crear negocios viables, es decir, que logren vender repetitivamente y puedan crecer (sea un negocio nuevo o una nueva línea de productos).

 

Para desarrollar esta metodología, se utilizan tres técnicas: a) diseño de modelos de negocio, b) desarrollo de clientes y c) desarrollo ágil.

 

Respecto a la filosofía de Lean Startup, esta busca eliminar prácticas innecesarias, al centrarse únicamente en incrementar el valor de la producción en su fase inicial. Con ello, también se aumentan las posibilidades de éxito del Startup, al reducir la inversión inicial que se requiere.

 

Además, esta filosofía contempla durante todo el desarrollo del producto la opinión del cliente como un elemento sustancial en el proceso de Lean Startup. Se lanza un producto viable sin finalizar para ajustarlo a las necesidades de los consumidores.

 

Por último, se debe tomar en cuenta que una herramienta eficiente y efectiva para lograr una competitividad empresarial es la innovación. Implementarla entonces será el mayor reto que enfrentan los negocios que desean aportar algo nuevo a su sector de mercado.


Comparte este articulo

Déjanos tus comentarios