0%

Blog del Banco Finandina

¿Por qué es más efectivo adoptar estilos de vida saludable en familia?

De forma frecuente leemos u oímos hablar sobre los hábitos y los estilos de vida saludable. Sin embargo, en muchas ocasiones no sabemos qué son, ni cómo se pueden adquirir y, aún menos, cómo hacerlo en familia.

 

¿Qué son los estilos de vida saludable?

 

Los hábitos o estilos de vida saludable son aquellas medidas que adoptamos para mejorar nuestra salud física y mental. Nos proporcionan bienestar y previenen enfermedades.

Se basan en tres pilares básicos, que al complementarse, crean hábitos saludables.

 

Estos son:

 

  • Alimentación balanceada.
  • Actividad física.
  • Entorno y espacios saludables.

La alimentación balanceada hace referencia a una saludable alimentación. Esta debe ser baja en grasas, y se deben evitar principalmente las comidas artificiales y comidas rápidas. Se aconseja aumentar el consumo de frutas, verduras y de agua (mínimo 8 vasos o dos litros al día), además de disminuir el consumo de bebidas o alimentos con alto contenido de azúcar.

 

Según la Organización Mundial de la Salud, se debe realizar actividad física mínimo tres veces a la semana de 45 a 60 minutos. Puede ser caminar, bailar, salir a correr o ir a un gimnasio, entre muchas otras opciones.

 

Respecto al tercer pilar, la principal recomendación es tener espacios de ocio semanales, tanto de forma individual como en familia. Algunos ejemplos son salir a cenar, al cine o a dar un paseo. Es importante tener tiempo libre y disfrutar de él con el objetivo de disminuir los factores de estrés del día a día.

 

¿Cómo adquirir estilos de vida saludable?

En múltiples ocasiones intentamos cambiar nuestro estilo de vida. Al fallar o al no conseguir los resultados rápidamente, es probable que nos demos por vencidos y abandonemos enseguida nuestra intención de cambio.

 

Intenta ir adoptando los siguientes tips para lograr tus objetivos:

 

  • Haz pequeños cambios. Ponte metas semanales que puedas cumplir. Felicítate y prémiate cuando las cumplas al finalizar la semana. Inténtalo hacer en familia.

  • Ten presente que los pequeños cambios al sumarse logran grandes cambios y, lo más importante, que serán permanentes en el tiempo.

  • Evita los cambios radicales. No intentes modificar todo en una misma semana, pues será más difícil.

  • Empieza haciendo lo que se te facilite más. Así que transforma primero la dieta o empieza a hacer ejercicio, según tus capacidades.

  • Recuerda que el principal objetivo es disfrutar. Las cosas que hacemos como castigo no tienen resultados y terminan abandonándose.

  • Ningún cambio es fácil al inicio, pero con constancia y permanencia, se crea disciplina y de ahí se convierten en hábitos.

¿Por qué adoptar estilos de vida saludable en familia?

 

Cuando iniciamos un cambio individual sin apoyo de nuestra familia, es menos probable que logremos cumplir nuestros objetivos. Si se trabaja en equipo, los resultados pueden verse como posibles.

 

Es importante que como familia planifiquen estrategias en conjunto, busquen cambiar la alimentación como un consenso familiar, teniendo en cuenta los beneficios para la salud, y logren hacer actividad física.

 

Hay que procurar que se motiven de forma diaria como familia, que se apoyen en la necesidad de mantener la disciplina en conjunto y que no se desanimen si se comete alguna falla o no se cumple una meta semanal.

 

La familia es nuestro principal círculo de apoyo; cuando tenemos redes familiares potentes, podemos lograr resultados que previamente eran impensables.

Comparte este articulo

Déjanos tus comentarios