0%

Blog del Banco Finandina

Como mejorar la vida crediticia

La historia crediticia es clave para consolidar tu proyecto vida.

Acceder a diferentes créditos o construir una imagen que respalde cada paso que damos en la vida financiera es muy importante.

Por eso, tener conciencia de lo que significa manejar bien nuestra vida financiera es algo que deberíamos aprender desde la escuela.

No obstante, no se nos enseña desde chicos, y por el contrario, es la vida la que nos da este tipo de lecciones.

Por eso en este artículo te enseñaremos unos prácticos consejos para mejorar la historia crediticia.



  • Paga oportunamente tus obligaciones crediticias


    • Si no haces esto, te verás expuesto a tres cosas: cobro de intereses, reporte en las centrales de riesgo y cobro jurídico.

    • Si tienes problemas para cancelar tus prestamos personales, acércate a la entidad crediticia y expón tu caso.


  • Revisa tu flujo de caja antes de adquirir obligaciones crediticias




  • Inicia tu vida crediticia desde lo más básico


    • Un crédito personal de menor cuantía o un plan básico de celular son dos ejemplos de cómo puedes comenzar.

    • Sé cumplido con lo mínimo para que puedas crecer y posteriormente adquieras créditos personales de mayor monto.


  • Dales prioridad a tus obligaciones crediticias y no te endeudes innecesariamente


    • Algunos prestamos personales tienen toda la justificación del mundo, como por ejemplo: crédito hipotecario, estudio, tratamientos médicos etc.

    • Otras, por el contrario, son caprichos como por ejemplo: rumba, viajes, celulares de alta gama, electrodomésticos, accesorios innecesarios etc.

    • Recuerda que pagar altos intereses por cosas innecesarias te puede llevar a perder el rumbo de tu proyecto de vida.


  • Revisa con detenimiento la ‘letra menuda’ de tus obligaciones crediticias


    • Muchas veces los contratos de los productos financieros tienen toda clase de cláusulas, cobros ocultos o gastos paralelos.

    • Por eso es más que necesario preguntar a la entidad financiera sobre las implicaciones que trae consigo tu obligación.

    • Estos gastos de más se pueden ver representados en seguros o intereses, entonces ten claro cuál es su costo.


  • Después de adquirir una obligación crediticia, espera un tiempo antes de adquirir otra


    • Debes esperar un tiempo prudencial para pedir un crédito personal luego de que hayas adquirido una obligación.

    • Tu flujo de caja se debe adaptar a tu nueva obligación y así puedes ir midiendo tu capacidad de pago.


  • Revisa el historial que van dejando tus obligaciones crediticias


    • Ahora es muy fácil conocer cómo va tu vida en las centrales de riesgo, puedes consultarlo en el sitio de Datacrédito.

    • Revisa periódicamente tu puntuación, esto te permitirá saber cuál es tu estado y tomar acciones para mejorar tu récord.

    • También puedes borrar del historial créditos personales ya cancelados y hasta crear planes de ahorro y gastos.


Finalmente, recuerda que una vez cancelada tu obligación, debes pedir a la entidad financiera un paz y salvo.

Comparte este articulo

Déjanos tus comentarios