0%

Diferentes tipos de evaluación por competencias en el entorno laboral

¿Qué es la evaluación por competencias?


La evaluación por competencias representa el potencial para responder exitosamente a una demanda compleja para llevar a cabo cualquier actividad según diferentes criterios de desempeño determinados por la organización o el sector productivo. Las competencias comprenden los conocimientos (saber), las actitudes (saber-ser) y las habilidades (saber-hacer) de una persona. 

 

En cuanto al desempeño laboral, la administración de empresas recurre a una combinación de diferentes tipos de evaluación por competencias, todos estos aplicados a los diversos problemas y situaciones específicas que se desarrollan dentro del entorno laboral.


Tipos de competencias laborales


Para un desempeño laboral competente, el individuo requiere una combinación de diversos tipos de competencias, todos aplicados a contextos específicos de problemas en el trabajo:

  • Competencias básicas: son las que se despliegan esencialmente en la educación primaria; comprenden los conocimientos y las habilidades que facilitan progresar en el ámbito educativo para compenetrarse con la sociedad.

 

  • Competencias conductuales: representan las conductas y las habilidades que explican desempeños destacados o superiores en el campo laboral; y que habitualmente se comunican en términos de propiedades o rasgos individuales.

 

  • Competencias funcionales: señaladas también como competencias técnicas, son las requeridas para desempeñar las tareas que conforman una función laboral según los estándares, además de la calidad determinada por la organización y el sector productivo.

 

Estas competencias básicas, funcionales y conductuales se desarrollan tanto a través de prácticas de aprendizaje formales (educación o formación tradicional) como a través de diferentes modos de aprendizaje no formales (entrenamiento en el trabajo o educación a distancia); o también mediante el aprendizaje informal (aprendizaje espontáneo que sucede en diferentes ambientes: familiares, sociales y laborales, entre muchos otros).


Metodología de evaluación por competencias


Al definir las competencias y los perfiles, se establecen las capacidades necesarias para preevaluar, desarrollar, acreditar o certificar las competencias. La metodología para la evaluación de competencias en el entorno laboral depende de los objetivos organizacionales. Para ello se pueden distinguir dos grandes tipos:

1. Evaluaciones basadas en la apreciación del desempeño, con sus variantes:

 

  • Evaluación 90°: la realiza el responsable inmediato sobre el trabajo que realiza el individuo. 

 

  • Evaluación 180°: la hacen los colegas que comparten responsabilidades, sobre opiniones e información acerca del modo de hacer las cosas.

 

  • Evaluación 270°: la efectúan los subalternos sobre la opinión del trabajo que se realiza, esta ayuda a potenciar las labores cotidianas.

 

  • Evaluación 360°: es conocida como “evaluación de la retroalimentación”. Representa el poder que puede dar a la empresa el conocer qué piensan los clientes sobre el trabajo que realiza.

2. Evaluaciones basadas en los productos del desempeño:

realizadas sobre la base de observaciones en terreno, centros de evaluación o simulación, aplicación de pruebas y entrevistas, entre muchas otras.

Consideraciones finales


La administración de empresas ayuda a conocer el objetivo que se busca al seleccionar el tipo de evaluación por competencias. No debe existir ningún tipo de preocupación por la complejidad de abordar algún modelo específico, ya que los procesos se pueden automatizar para obtener los mejores resultados sin necesidad de dedicar tiempo a trámites burocráticos.

Comparte este articulo

Déjanos tus comentarios